Platanitos con queso – Delicia colombiana

Marketera

Ella se llama Andrea y nació en una zona de Colombia donde una de las principales fuentes de economía es la agricultura. Arauca se destaca por ser uno de los mejores productores de plátano del país en tamaño, sabor y calidad.

Ahora es estudiante de marketing digital en Vigo y nos va a contar esta sencilla y deliciosa receta para que podamos disfrutarla también por tierras gallegas.

Le cedo la palabra 😉

Origen y reminiscencias del plato

Decidí hacer esta receta porque me recuerda mi hogar, las comidas del día a día de cualquier familia colombiana. El plátano con queso no es precisamente un plato tan conocido por los visitantes, pero sí es un reflejo de la riqueza de la gastronomía colombiana que combina sabores contrastantes en una experiencia culinaria deliciosa, popular y sencilla de preparar para acompañar con lo que más te guste.

Esta receta es una deliciosa combinación de salado y cremosidad, fuente de energía y sabor auténtico de Colombia. Ideal como acompañante de cualquier comida, con mi receta podrás disfrutarla en cuestión de minutos. ¡Hazlos tu mism@!

Ingredientes

  • Plátanos verdes
  • Sal
  • Aceite 
  • Queso fresco 

Dificultad fácil

Pasos y elaboración

  • Pelar los plátanos verdes y cortarlos en rodajas.
  • Freír las rodajas o tiras de plátano en aceite caliente hasta que estén doradas y crujientes.
  • Rallar el queso
  • Colocar el queso fresco, guacamole, salsa etc.. sobre los plátanos.

¡Estarán listos!

Acompañamientos

En este caso lo hice con dos opciones: Queso Fresco y Guacamole

Se suele servir como aperitivo o merienda en Colombia.

También hace parte del acompañamiento del almuerzo y cena de las familias colombianas promedio, existe mucha variedad de recetas con los mismos ingredientes en este país.

Variaciones

En algunas regiones, se prepara con plátano maduro y se agrega bocadillo (dulce de guayaba) para un toque de dulzura adicional.

O podemos encontrar otras opciones más saludables horneando los plátanos en lugar de freírlos.

¿Te animas a prepararlos?

Deja un comentario